¿Nuevas obsesiones? Los hábitos que quedaron con la pandemia

Con nuevos hábitos incorporados, los argentinos empiezan a pensar la “nueva normalidad”. Qué efectos dejó la pandemia en los cuidados diarios y en las obsesiones de cada persona.

Las obsesiones que trajo la «nueva normalidad» (Foto: Pixabay)
La pandemia de Covid-19 afectó la vida de todos nosotros en muchos aspectos, pero por sobre todo en lo que respecta a los hábitos de cuidado, higiene de manos y desinfección, dado a que nos vimos forzados a incorporar en nuestra rutina diaria distintas medidas con el fin de prevenir el contagio y cuidar nuestra salud y la de nuestros allegados.
La pregunta es, si hoy en día, en un contexto mucho más alentador en el que la pandemia parece estar más controlada y en el que la mayor parte de la población ya ha sido vacunada, estos cuidados seguirán manteniéndose. Para indagar en esta problemática y dar cuenta de cuáles son las medidas de cuidado, higiene y desinfección que se conservarán y aquellas que perecerán, se impulsó desde FUNCEI una investigación con el objetivo de entender los nuevos hábitos de los argentinos y cómo poder acompañarlos desde su portfolio de productos y experiencia en desinfección, a transitar la “nueva normalidad”. La misma, fue llevada a cabo por Youniversal – consultora regional especializada en investigación y tendencias – arrojó los siguientes resultados:

La pandemia y los nuevos hábitos
De cara al fin del distanciamiento y teniendo en cuenta que la pandemia está más controlada y la mayoría de la población ya vacunada, se le preguntó a los encuestados cuáles de todos estos hábitos y costumbres mantendrán y cuáles no. Las respuestas que predominaron, sobre todo en mujeres y mayores de 35 años encuestados, fueron: lavarse las manos con conciencia y frecuencia (67%), usar alcohol en gel o toallitas desinfectantes fuera de su hogar (64%) y ventilar los ambientes (55%). Además, más de la mitad de los encuestados aseguró que son hábitos que llegaron para quedarse.
A su vez, el 78% de los encuestados cree que va a incorporar nuevos hábitos de cuidado y limpieza, más allá de los que ya han adquirido, destacando la ventilación de ambientes, llevar alcohol en gel o toallitas desinfectantes a donde vaya y cuidar la limpieza e higiene en general.
Por otro lado, en relación a los lugares a visitar en el futuro, los encuestados confesaron que le asignan mayor importancia a la limpieza y desinfección de las escuelas (89%), transportes de larga distancia como aviones y micros (88%), espacios públicos (88%), oficinas y ambientes de trabajo (87%), lugares para vacacionar (86%) y transporte público en general (86%), siendo nuevamente las mujeres y los mayores de 35 años encuestados quienes con más fuerza afirmaron darle importancia a la mayoría de las características de higiene en los lugares que visitarán en un futuro próximos para cuidar la salud de cada persona y familia.
“Estos resultados son alentadores porque sabemos que estar vacunados es fundamental para contener la pandemia, pero que aun así todavía debemos mantener las demás medidas: usar barbijo en espacios cerrados o al aire libre cuando hay muchas personas, lavarnos bien las manos con frecuencia y ventilar los ambientes”, destaca Pablo Elmassian, médico infectólogo de FUNCEI y de la División Medicina del Viajero de Stamboulian Servicios de Salud. También subraya que, además de estas medidas, es necesario mantener la higiene y la desinfección de los ambientes, y tener el calendario de vacunación actualizado para estar protegidos contra otras enfermedades infecciosas. “Si logramos capitalizar lo que aprendimos durante la pandemia, estaremos mejor preparados para vivir con mejor salud”, destaca.

Volver a salir en la nueva cotidaneidad
Un dato de suma relevancia es que 3 de cada 10 encuestados ya sienten que la pandemia terminó y el 50% se siente informado, seguro, tranquilo y preparado para retomar la normalidad, que no es idéntica a la antigua normalidad, sino que incorpora los nuevos hábitos ya mencionados, sobre todo en el interior del país.
Más de la mitad de los encuestados también destacó que retomará lo “rescatable” de la antigua normalidad e incorporará lo aprendido durante la pandemia para construir una mejor forma de vida, sobre todo quienes tienen hijos/as. Resulta interesante que casi el 30% de los encuestados buscará construir algo completamente nuevo post confinamiento, especialmente los jóvenes de clase media, lo que refleja cómo la experiencia de haber vivido una pandemia de carácter global, habilitó la posibilidad de imaginar una vida diferente y mejor.
En el marco de esta “nueva normalidad”, 7 de cada 10 encuestados declaró que se imagina comprando, consumiendo y valorando las propuestas considerando nuevos aspectos y en base a lo aprendido durante la pandemia o, en el caso de los jóvenes, de una forma o completamente nueva.
“Vemos una tendencia en alza en el uso de productos desinfectantes tales como lavandinas, toallitas y aerosoles desinfectantes. La pandemia ha modificado notablemente los hábitos de las personas y ha generado consciencia de la importancia que tiene la desinfección para ayudar a prevenir enfermedades”, remarcó Claudio Yakimovsky, Director de Marketing de Clorox Argentina.

La pandemia y sus efectos en la vida diaria
El 99% de los encuestados ha realizado algún cambio en su rutina sobre cuidado, limpieza y desinfección, siendo las mujeres y los mayores de 35 años quienes más incorporaron estos nuevos hábitos. Entre los cambios de mayor adhesión se se destacaron: el uso del barbijo (86%), la sanitización con alcohol en gel o toallitas desinfectantes de superficies cuando están fuera de su casa (82%), el lavado de manos con mayor conciencia y frecuencia (78%) y no compartir el mate (75%). Asimismo, los residentes en AMBA declararon que también implementaron medidas relacionadas con la ventilación, la desinfección del hogar y la preferencia de espacios al aire libre.
Un capítulo aparte se desprendió de quienes afrontaron la pandemia conviviendo con hijos/as. Para este sector de los consultados, si bien el top ten de nuevos hábitos se mantuvo igual en términos de adhesión, el lavado de manos y el evitar compartir utensilios de comida, fueron hechos que cobraron mayor relevancia.
A su vez, la investigación abordó otros aspectos de la vida cotidiana que afectaron a los argentinos a raíz de la pandemia y que reconfiguraron su sistema de valores o prioridades. En ese sentido, los encuestados expresaron dar más importancia a: la higiene y la limpieza (80%); el contacto físico con otras personas (79%), la conectividad (78%), la tranquilidad y el buen ánimo (78%), la familia (77%) y el poder trabajar. En términos generales, las mujeres y los más jóvenes son quienes reconocen que la pandemia afectó con más intensidad varios aspectos de su vida.
Luego de 18 de meses de que llevamos de la pandemia, 4 de cada 10 encuestados afirmó que durante este periodo “se puso más temeroso en general, vulnerable inseguro y angustiado”.

¿Más obsesiones o solo cuidados?
Varios de los hábitos adquiridos en pandemia parecen haber llegado para quedarse.
El 78% de los consultados cree que seguirá incorporando nuevos hábitos de cuidado y limpieza.
Pensando en la forma de vincularse con los espacios en el futuro próximo, los argentinos le asignan importancia a la limpieza y desinfección, especialmente de la escuela de sus hijos, el transporte público urbano y de larga distancia.
Los encuestados dijeron que aprendieron y se concientizaron sobre el cuidado y la limpieza durante la pandemia.
En palabras de Ximena Díaz Alarcón, Socia y Cofundadora de Youniversal y quien lideró la investigación: “Tras casi dos años de pandemia, los argentinos vuelven a salir. El entorno ha cambiado y, temerosos de contagiarse, miran los lugares con otras exigencias. Desde la desinfección a las preguntas acerca de la vacunación necesitan sentirse seguros. Volvemos al cine, al colegio o a los restaurantes, pero exigimos que hayan cambiado.”

La investigación
La investigación se realizó a 304 casos, tanto hombres y mujeres de 18 a 65 años de edad, que residen en grandes centros urbanos de Argentina, de niveles medios y altos, con y sin hijos viviendo en el hogar. Durante el 11 de octubre al 14 de octubre de 2021, con un margen de error del +/-5,6%.
Fuente: https://docsalud.com/psicologia/nuevas-obsesiones-los-otros-habitos-que-quedaron-con-la-pandemia/1011933