¿Tu gato tiene inteligencia social? Descúbrelo en este sencillo test

Los gatos tienen fama de ariscos y antisociales, pero la realidad es más compleja. Te proponemos cuatro pruebas para realizar con tu gato y aprender a relacionarte mejor con él.

En el año 2015, un estudio publicado en la revista Animal Cognition demostraba por primera vez que los gatos, al igual que los perros, son capaces de moldear su comportamiento según las emociones humanas. En concreto, demostraron que el 79 % de los gatos exhibían miradas referenciales entre sus dueños y objetos desconocidos, lo que indica que los animales se fijan en el comportamiento de sus humanos de referencia para saber cómo reaccionar ante este nuevo estímulo.
La mayoría de los animales rara vez se miran entre sí, y cuando lo hacen suele ser un símbolo de hostilidad. Por eso, este tipo de hallazgos proporcionan pruebas contundentes de que los gatos han evolucionado para ser capaces de comunicarse de forma compleja con los humanos.
A continuación, te proponemos realizar un sencillo test de cuatro pruebas para comprobar el nivel de inteligencia social de tu gato, y el significado de algunos de sus comportamientos. (Fuente: Sciencemag)

Prueba 1: ¿tu gato conoce su nombre?
En un momento en el que tu gato esté tranquilo, prueba a decir cuatro palabras de aproximadamente la misma longitud y acento que el nombre del felino, esperando unos quince segundos entre palabras. Después, di su nombre.

Significado del comportamiento del gato en la prueba 1
Si tu gato reacciona cada vez menos a cada palabra que pronuncias, pero responde a su nombre girando hacia ti la cabeza o las orejas, o bien moviendo la cola, lo más probable es que sepa su nombre.

Lo que puedes aprender tras la prueba 1
Es mucho más fácil entrenar a un gato que conoce su nombre, sobre todo si usas comandos verbales cortos como ‘Sit’.

Prueba 2: ¿tu gato está sintonizado con tus emociones?
Lleva a tu gato a una habitación con un objeto nuevo que pueda darle miedo, como por ejemplo un robot aspirador. Siéntate tranquilamente en el suelo con tu mascota, entabla ‘amistad’ con el objeto y di cosas como: “¡Qué aspirador tan bonito!”, siempre con voz tranquila y amistosa. Acércate al objeto y tócalo.

Significado del comportamiento del gato en la prueba 2
Si tu gato, tras el susto inicial, consigue calmarse o incluso se acerca al objeto, es probable que sea capaz de captar tus señales emocionales y de alterar su comportamiento en consonancia con ellas.

Lo que puedes aprender tras la prueba 2
Como ves, tu estado de ánimo puede influir poderosamente en tu gato. Por lo tanto, si muestras tranquilidad y confianza en situaciones estresantes para el animal, como por ejemplo la visita al veterinario, podrás ayudarle a superarlas.

Prueba 3: ¿tu gato es independiente?
Siéntate en una habitación con tu gato. Ignóralo, quédate en silencio o ponte a mirar un libro o el móvil durante dos minutos. Después de esto, intenta interactuar con tu gato, llámalo y, si viene háblale mientras lo acaricias.

Significado del comportamiento del gato en la prueba 3
Los gatos muy sociables se acercan a ti inmediatamente en cuanto comienzas a prestarles atención, mientras que los que son más independientes mantienen la distancia.

Lo que puedes aprender tras la prueba 3
Si tu gato tiende a ser antisocial, intenta pasar más tiempo con él. Al igual que los humanos, los gatos también pueden volverse más amigables si hacemos un esfuerzo adicional con ellos.

Prueba 4: ¿tu gato te prefiere a ti o a la comida?
Escoge algunos objetos con los que tu gato disfrute, como juguetes y golosinas. Colócalos en el suelo, siéntate cerca y observa dónde se queda tu gato.

Significado del comportamiento del gato en la prueba 4
Tu gato prefiere aquello con lo que pasa más tiempo, pero también puede ser que, simplemente, tenga hambre en un determinado momento. Para estar seguro de sus preferencias, lo mejor es que repitas el experimento en distintas situaciones.

Lo que puedes aprender tras la prueba 4
Si tu gato te prefiere a los juguetes o a las golosinas, ya lo sabes: el mejor incentivo a la hora de entrenarlo o recompensarlo por portarse bien es, simplemente, tu presencia.
Fuente: https://www.muyinteresante.es/mascotas/fotos/tu-gato-tiene-inteligencia-social-descubrelo-en-este-sencillo-test-401626175368/12