Tras enterarse de la renuncia de Guzmán, Cristina Kirchner redobló la presión sobre Alberto Fernández

Tras enterarse de la renuncia de Guzmán, Cristina Kirchner redobló la presión sobre Alberto Fernández

La vicepresidenta volvió al escenario luego de la renuncia del ministro de Economía y habló para la militancia. “Hay dirigentes que le gusta ir por Ezeiza porque es cómodo, otros vamos por la selva”, señaló.

Tras enterarse de la renuncia de Martín Guzmán, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a hablar de cara a la militancia, que esperaba frente al escenario exterior de Ensenada, en el marco del acto por el 48° aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón.

En su segundo discurso de la tarde, la vicepresidenta redobló la presión contra Alberto Fernández: “En el 2019, hice todo lo que tenía que hacer para que el peronismo sea gobierno, espero que los que hoy tienen responsabilidades más altas que yo, vuelvan a hacer lo mismo que hice: hacer ganar al peronismo”.

En la previa a esa frase del discurso, Cristina elevó la temperatura recordando una frase de Perón: “Hay dirigentes que les gusta manejar por Ezeiza en doble mano porque es cómodo y otros que vamos por la selva para abrir el camino como sabemos hacer los argentinos”.

“Quiero pedir que militemos mucho, que discutamos y debatamos. Estoy convencida de que tenemos razón, de que nuestras convicciones son reales. Pero no hay que negar a los otros”, agregó en su discurso para la militancia.

Tras enterarse de la renuncia de Guzmán, Cristina Kirchner redobló la presión sobre Alberto Fernández

“Ya sabemos lo que les pasa a los argentinos y argentinas que deciden comprometerse con los intereses del pueblo y gobernar a favor del pueblo, nos va mal después. Pero no importa, no importan las repercusiones”, agregó.

En el breve discurso también mencionó a Milagro Sala, a quien Alberto Fernández fue a visitar durante la semana.

“Hay muchos movimientos sociales en la Argentina, pero nunca vi algo como lo que hizo ella. A Milagro le pasó lo mismo que nos pasó a los dirigentes políticos comprometidos con organizar el pueblo en serio. Milagro es mujer, negra e india, tenía todos los números comprados para la persecución”, apuntó la expresidenta.

El discurso de Cristina Kirchner en Ensenada

“Cuando Perón asumió en la Secretaría de Trabajo y Previsión cazó la lapicera y no la largó más, y entro a firmar y firmar. Perón usaba la lapicera en función del pueblo, por eso lo atacaron y lo metieron preso”, dijo la vice en una clara respuesta a Fernández.

Leé también: Cómo se gestó la renuncia de Martín Guzmán

En esta misma línea, añadió: “Yo persuadí a la gente con hechos y con ejemplos, igual que como hizo Perón. A los políticos hay que mirarlos por lo que hacen, no tanto lo que dicen o escriben”.

En medio de su discurso, Cristina Kirchner se hizo un momento para defender al cuestionado procurador del Tesoro, Carlos Zannini: “Fue un gran funcionario, este hombre destrabó el gasoducto Néstor Kirchner, haciendo una correcta interpretación de la ley. Vieron, hay funcionarios que funcionan, hoy estoy positiva”.

En lo que pareció una fuerte crítica al exministro de Economía, Martín Guzmán, dijo: “No soy una apologista del déficit fiscal, pero no creo que sea esa la causa de la inflación desmesurada y única en el mundo que sufre la Argentina. Es inconsistente vincular el déficit fiscal de pesos con el problema de escasez de dólares”.

Tras enterarse de la renuncia de Guzmán, Cristina Kirchner redobló la presión sobre Alberto Fernández

Fuente TN