Privados dicen que hay que recuperar la credibilidad para mantener el financiamiento en pesos

Privados dicen que hay que recuperar la credibilidad para mantener el financiamiento en pesos

Mientras Guzmán salió por las redes sociales a asegurar que el gobierno «jamás» incumplirá con los compromisos, los economistas reclaman certezas sobre el cumplimiento del programa.

Mientras los mercados siguen castigando a la Argentina y en el gobierno crece la preocupación en torno de la capacidad de financiarse en pesosanalistas consideraron que el país requiere de una recuperación de la credibilidad para salir de la situación. En ese contexto, el ministro de Economía, Martín Guzmán, salió a través de las redes sociales a desmentir tajantemente cualquier posibilidad de incumplimientos del país, ante las versiones que seguían corriendo sobre un eventual reperfilamiento. El domingo a la tarde el titular del Palacio de Hacienda mantuvo un encuentro con el presidente Alberto Fernández en Olivos, según trascendió, donde se habría analizado la situación.

Aldo Abram, economista de la Fundación Libertad y Progreso, planteó que la Argentina tiene que aspirar a refinanciar sus deudas en dólares y para ello consideró que “tiene que crecer la credibilidad”. “No se pretende que un país cancele sus deudas, sino que las refinancie, pero por el camino actual eso no es posible como lo marcan el precio de mercado de los bonos a cuatro o cinco años”, añadió en diálogo con Ámbito. En relación a los compromisos en pesos, Abram consideró que “es enorme para el tamaño que tiene nuestro mercado”.

El economista liberal subrayó que no solo hay que ver los bonos del Tesoro sino también las Leliqs y pases pasivos del Banco Central. E indicó que la situación se puede revertir “con un plan que recupere la credibilidad”, aunque advirtió que para ello también se necesita de cierta fortaleza política. En materia del frente fiscal, opinó que si Guzmán pretende mejorar la confianza bajando el déficit por la vía de la suba de impuestos “con eso no se puede recuperar”.

Por su lado, el economista Roberto Geretto, de fondos comunes Fundcorp, dijo que «lo principal es ver si el mercado de deuda en pesos se le cerró al Gobierno o podrán emitir deuda a tasas razonables”. “Si llega a cerrarse, el deterioro macroeconómico va a ser muy alto, dado que el programa con el FMI se torna incumplible y las alternativas serían muy costosas», dijo. En ese sentido, añadió que «en dicho escenario, ante un vencimiento, las alternativas son emitir para poder afrontarlo, reperfilar la deuda o usar vía regulaciones la liquidez bancaria.

Daniel Artana, de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), indicó por su lado, que “los márgenes se le van achicando, ya que se esperaba que estos problemas fueran más visibles el año que viene” «Todo parece indicar que en este primer año del programa no se va a cumplir ninguna de las tres metas con el FMI», agregó

Ante el persistente rumor de que ante un potencial cambio de signo político en el gobierno el año próximo podría adoptarse la medida de posponer vencimientos, uno de los principales referentes de la oposición, Hernán Lacunza, dijo que el equipo económico se muestra “impotente” . Lacunza rechazó haber planteado la idea de un reperfilamiento, pero dijo que «ninguna declaración, ni en on ni en off, ni en privado ni en público, de ningún funcionario o referente de la oposición, puede competir con los hechos». «En los primeros 5 meses, con déficit inicial de 3% PBI e inflación trimestral anualizada orillando 100% el gasto crece 13% arriba de la inflación y los ingresos 2%», sostuvo el economista en las redes sociales.

Por su lado, el director de la consultora Equilibra, Diego Bossio, sostuvo que «la Argentina tiene una situación financiera muy frágil». «Lo que hay que preguntarse es el por qué de la percepción del riesgo de los argentinos y de los extranjeros con la Argentina», sostuvo Bossio. Al respecto, dijo que «hay una brecha anterior a la brecha cambiaria, que es la falta de reputación de la política que no ha podido dar señales claras de certeza en términos de cumplimiento de programa macroeconómico».

Fuente Ambito