Otro intendente de Juntos por el Cambio pide un acuerdo político con Javier Milei

Otro intendente de Juntos por el Cambio pide un acuerdo político con Javier Milei

Se trata de Gustavo Posse, de San Isidro; el jefe comunal está anotado para la carrera por la Gobernación; “En Provincia no hay balotaje, se gana o pierde por un voto”, analizó

INAMAR, enviado especial-. Arrancó el año electoral y la discusión política se trasladó a la costa. Acá se empiezan a definir precandidaturas y alianzas. En Juntos por el Cambio, la discusión por los espacios de poder tiene dos grandes protagonistas: el Pro y la UCR. La carrera presidencial depende mucho de si se lanzan o no Mauricio Macri y Cristina Kirchner, porque esos dos nombres pueden alterar las ambiciones en Juntos y el Frente de Todos.

Para la Gobernación, en cambio, hay menos nombres. Pero en los últimos días, y tras una entrevista que le hizo LA NACION a Martín Tetaz, se desató una discusión más: hacer o no un acuerdo político con Javier Milei para evitar que gane Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires. “Aún con una mala gestión, Kicillof puede ganar”, había dicho el diputado nacional.

Hoy, el intendente radical de San Isidro, Gustavo Posse, que también se anota para la Gobernación, dijo a este medio que está de acuerdo con hacer un acuerdo programático con los libertarios, que no signifique incorporarlo al espacio. “Si Milei, a nivel nacional, saca 15 puntos, nosotros podemos ganar la gobernación. Pero si saca 20 puntos no. Porque en la provincia no hay balotaje y se gana o se pierde por un voto”, explicó Posse.

Y agregó: “Hay que producir un acuerdo programático, que haya muchas ideas que sean aplicables y asegurar de esa manera iniciar un ciclo nuevo en la Provincia. Hay que tratar el tema, porque es difícil vivir en Provincia, y para cambiarlo hay que cambiar las autoridades en Provincia: hay que producir un acuerdo de programas que tenga compresión en el armado electoral”.

Posse además consideró que el mejor método para discutir las candidaturas provinciales en el radicalismo sería una interna abierta, como se hizo en 1999, para discutir la candidatura presidencial. “Una interna abierta no genera ningún costo para el Estado, votan dentro del partido”, manifestó.

Agregó que a nivel nacional, los más expuestos son Gerardo Morales y Facundo Manes, por el radicalismo. Pero que en la carrera nacional la idea de una interna abierta no prendió. Sobre una eventual candidatura suya a gobernador, dice que se anota: “Sí, quiero influir en la vida de nuestros compatriotas en los próximos años. Y creo que quien mejor puede influir es alguien que tenga acción concreta en materia de gestión, y eso es lo que hace un intendente”.

Antes de dialogar con LA NACION, el intendente recorrió Pinamar y aprovechó para reunirse con vecinos, comerciantes y militantes radicales.

“Tenemos candidatos, hay experiencia en gestión y estamos avanzando en forma positiva y esperanzadora para cuando llegue el momento ,enfrentar los verdaderos problemas que tiene la provincia; la pobreza, la inseguridad y el narcotráfico”, dijo tras salir de ese encuentro, Posse.

Según supo este medio, el intendente también estuvo con su par de Lanús, el dirigente del Pro, Néstor Grindetti, que también tiene aspiraciones como precandidato a gobernador.

Por Mariano Confalonieri

Fuente Lanacion