La batalla entre Max Verstappen y Lewis Hamilton sumó un nuevo encontronazo: “Estúpido, idiota”

La batalla entre Max Verstappen y Lewis Hamilton sumó un nuevo encontronazo: “Estúpido, idiota”

En los entrenamientos para el Gran Premio de Austin de Fórmula 1 casi chocan en la última curva y el neerlandés no se guardó nada.

La Fórmula 1 disfruta de una temporada con una batalla como hacía tiempo no se veía. Lewis Hamilton y Max Verstappen animan un duelo que los tiene luchando punto a punto por el título, con el neerlandés liderando el certamen por apenas seis puntos y con un antecedente tan peligroso como espectacular entre ambos: aquel toque en Monza que terminó con el Red Bull literalmente volando por encima del Mercedes y el británico salvándose gracias al halo. Ahora, en la antesala del Gran Premio de Austin, se produjo un nuevo encontronazo.

Se corría el entrenamiento libre 2 y Verstappen estaba por entrar a la última curva a una velocidad bastante baja; ¿o su intención era ingresar al callejón de boxes? De haber querido entrar a los pits, se supone que debería haber ido por la parte izquierda de la pista. ¿Lo hizo simplemente para amagarle a Hamilton y complicarlo? Respuestas que solo él tendrá.

La cuestión es que Hamilton pasó a toda velocidad y casi se golpean. A partir de ese momento, Max aceleró a fondo su Red Bull y se puso palmo a palmo en la recta con el Mercedes del heptacampeón. Llegó a superarlo en un momento, pero yendo por la cuerda, Hamilton terminó ganando la posición.

Y allí llegó el regalito de Verstappen: una vez que el inglés quedó por delante, le dedicó el clásico gesto de «fuck you» levantando el dedo medio y, según captó claramente la radio del neerlandés, le dijo «stupid idiot» («estúpido idiota»).

Después del choque en Monza, pasaron los Grandes Premios de Rusia y Turquía y en ellos no hubo escaramuzas entre los dos grandes candidatos al trono. Posiblemente lo ocurrido en Italia, que acarreó sanciones, haya tenido que ver. Lo cierto es que el Circuito de las Américas ya los puso cara a cara y ni siquiera hubo que aguardar a la clasificación.

Se viene un GP estadounidense caliente…

En la pista, mejor los Mercedes

El Mercedes de Lewis Hamilton. Foto REUTERS/Mike Blake
El Mercedes de Lewis Hamilton. Foto REUTERS/Mike Blake

La dupla conformada por el finlandés Valtteri Bottas y Hamilton lució más veloz que Verstappen y su Red Bull en la primera sesión de práctica.

Bottas registró el mejor tiempo en la primera sesión, seguido por Hamilton (a 0,045s) y Verstappen. La muestra de poder de Mercedes en un Circuito de las Américas que sus autos suelen dominar deja en claro que Verstappen deberá esforzarse de más el domingo a fin de mantener su ligera ventaja en la tabla general.

De todos modos, Bottas recibió una penalización para la parrilla de salida por un cambio de motor que, además, lo hizo superar el límite. El ganador del último Gran Premio de Turquía llegó a su sexto cambio, por lo que deberá retroceder al menos cinco puestos en la línea de salida del domingo.

Las normas dictan que un piloto sea penalizado con diez puestos al llegar al cuarto cambio y con al menos cinco tras cada siguiente modificación.

Bottas saluda a los fans estadounidenses. Foto AP/Darron Cummings
Bottas saluda a los fans estadounidenses. Foto AP/Darron Cummings

La carrera en Texas es la primera de dos que se realizarán en Norteamérica, siendo la segunda la próxima semana en Ciudad de México. Ambos GP fueron cancelados para la campaña 2020 debido a la pandemia de coronavirus.

Mercedes ha dominado la pista de Austin, con cinco victorias desde que abrió en 2012. Hamilton ha ganado cuatro de esas carreras y su compañero Bottas cruzó la meta en primer lugar en 2019.

Verstappen va en busca de su primer campeonato de la F1. Hamilton tiene siete. Un octavo llevaría al británico a superar a Michael Schumacher con la mayor cantidad en la historia de la categoría.

Fuente Clarin