Grúas porteñas: el partido de Elisa Carrió votará el fin del polémico negocio del acarreo de autos

Grúas porteñas: el partido de Elisa Carrió votará el fin del polémico negocio del acarreo de autos

La líder de la Coalición Cívica confirmó que los diputados porteños votarán a favor de que se suspenda el servicio de remoción de vehículos en infracción. Hace un mes, Infobae reveló que las empresas Dakota y BRD tienen esa concesión vencida hace 20 años y sólo pagan $55.000 de canon mensual

El polémico negocio de las grúas en la ciudad de Buenos Aires puede estar llegando a su fin. A solo un mes de que una investigación de Infobae revelara que “el Gobierno porteño sólo les cobra $55.000 por mes a las empresas que manejan el millonario negocio del acarreo de autos”, la Legislatura porteña se encamina a suspender ese servicio de remoción de vehículos estacionados en infracción.

La líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió confirmó anoche por Twitter que su partido, así como “impugnó el contrato con la Auditoría, va a votar la suspensión”. En la noche del domingo, la ex diputada había adelantado en diálogo con este medio que estaba en desacuerdo con ese sistema y que estaba dispuesta a pedirles a sus diputados que rechacen la continuidad de ese “negocio oscuro”.

0 seconds of 1 minute, 16 secondsVolume 0%El negocio de acarreo en la Ciudad de Buenos Aires.

Los diputados porteños Facundo Del Gaiso y Hernán Reyes confirmaron que votarán en contra de que continúe un sistema que recauda millones por día y paga de canon apenas 55 mil pesos por mes, tiene la licitación vencida y prorrogada de manera opaca durante 20 años seguidos. “Mañana la Coalición Cívica presentará un proyecto de ley para asegurar que no puedan prorrogar la licitación de acarreo después de 21 años de servicio irregular .Y vamos a suspender el servicio de acarreo hasta que se adjudique la nueva licitación”, explicó del Gaiso, uno de los cuatro diputados porteños del partido de Carrió.

El fin del vidrioso sistema de acarreo de autos podría producirse de manera inminente porque 28 diputados opositores agrupados bajo el paraguas de un autodenominado “frente antigrúas” habían anunciado la intención de que este jueves se convoque a una sesión especial para declarar la suspensión del sistema de acarreo de vehículos estacionados en infracción.

En ese agrupamiento coinciden representantes del kirchnerista Frente de Todos, los libertarios de La Libertad Avanza, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores y Consenso Federal. Los diputados reclamaron que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que convoque a una sesión especial para que se traten todos los proyectos presentados para suspender el sistema de grúas que regentean las empresas Dakota y BRD en la Ciudad.

“Para que haya quórum y puedan tratarse dichos proyectos se requiere de 31 diputados presentes. Sólo 3 más de los que ya han comprometido su asistencia a la sesión especial”, dijeron esos diputados. Con el anuncio del partido de Carrió, que tiene 4 representantes, creen que podrían sesionar.

Hernán Reyes, que además de ser legislador integra la Mesa Nacional de la Coalición Cívica, retuiteó el mensaje de Carrió y ratificó: “Vamos a avanzar en la suspensión del servicio de grúas de la Ciudad”. No quedó claro todavía si presentarán un proyecto propio en la próxima sesión o harán uno distinto del que impulsan los distintos sectores de la oposición a Larreta.

La ofensiva opositora contra el polémico negocio de las grúas la integran los legisladores Eugenio Casielles, Amanda Martín, Gabriel Solano, Alejandrina Barry, Alejandro Amor, Javier Andrade, Matías Barroetaveña, María Bielli, Lucía Cámpora, Maia Daer, Ofelia Fernández, Caludio Ferreño, Berenice Iañez, Juan Pablo Modarelli, Victoria Montenegro, Claudio Morresi, Claudia Neira, Cecilia Segura, Manuel Socías, Magdalena Tiesso, Juan Manuel Valdés, Laura Velasco, Franco Vitali, Oscar Zago, Ramiro Marra, Lucía Montenegro, Leonardo Saifert y Rebeca Fleitas.

Valdés, legislador por el Frente de Todos señaló que “llevan 15 años gobernando y jamás han mostrado interés en regularizar este servicio que molesta a todos los porteños sin tener los papeles en regla. Siete veces prorrogaron este verdadero negociado. Esperamos que más diputados nos acompañen para que le demos respuesta a la ciudadanía”.

Eugenio Casielles, por Consenso Federal y uno de los impulsores principales de la iniciativa, expresó: “Es un proyecto por el que vengo luchando hace muchos años, porque nos parece ridículo que se sostengan negocios como el acarreo que son un flagelo para todos los porteños”. Y Ramiro Marra, de La Libertad Avanza agregó que “se puede tener diferencias ideológicas con otros espacios, pero en cuestiones como las que queremos tratar en esta sesión especial, estamos todos de acuerdo ya que en el servicio de grúas hay normas básicas de la Ciudad que se están incumpliendo”.

La investigación de Infobae

Hace un mes, el 17 de julio último, una investigación de este medio reveló la existencia del polémico negocio del acarreo de vehículos en infracción. Iván Ruiz, Mariel Fitz Patrick y Sandra Crucianelli revelaron con detalle los orígenes y protagonistas de la licitación más opaca que tiene la ciudad de Buenos Aires

“La concesión del acarreo en la Ciudad de Buenos Aires está en manos de Dakota SRL BRD Sociedad Anónima, Industrial, Comercial, Financiera e Inmobiliaria (SAICFI), dos empresas que operan el negocio con el contrato vencido desde hace 21 años. A cargo de los acarreos desde 1990, estas empresas le pagan al gobierno porteño un canon mensual de sólo $55.000 cada una para operar el servicio, según le confirmaron a Infobae fuentes oficiales”, reveló la nota, que tuvo un fuerte impacto.

Y precisaron: “El monto está congelado desde 2014 y, hasta hace apenas dos semanas, esa cifra también incluía la concesión de los viejos parquímetros y máquinas tickeadoras para el cobro del estacionamiento medido”.

En el informe periodístico se incluyó la declaración de Juan José Calandri, auditor general de la Ciudad e integrante de la Coalición Cívica, quien aseguró que las empresas “siempre pagaron un canon bajo, pero el actual es ridículo”. Y agregó: “No se actualiza desde el año 2014, pero la tasa de acarreo, en cambio, sí se incrementó en muchas oportunidades. En tan solo media hora de trabajo, las empresas logran recaudar el canon mensual”. En 2016, cuando un auto era removido por una grúa había que pagar $750; el número hoy es ocho veces más caro, con un costo de $6.525.

Según la investigación, “Dakota tiene como presidente y cara visible a Marcelo Violante, que se hizo cargo de la empresa que manejaba su tío, el empresario Reinaldo Niella. Violante además está relacionado a otras dos empresas que ganaron en los últimos tres años otras concesiones del gobierno porteño”.

“BRD, en tanto, es presidida hoy por Bernardo Marcelo Pérez ytiene a Ricardo Chiantore como vicepresidente. Ambos tomaron la posta de sus padres, José Ricardo Chiantore y Bernardo Manuel Pérez, que conservan el cargo de directores, junto a Carlos Alberto Tomé”, indicaron los periodistas que realizaron la investigación.

El final de una licitación polémica

Carrió anticipó que estaba dispuesta a dar el golpe definitivo al opaco negocio de las grúas en medio de sus críticas a sectores internos de Juntos por el Cambio por su cercanía con Sergio Massa. Aunque castigó a varios referentes del macrismo por la amistad personal y política con el nuevo ministro de Economía, había dejado afuera de las recriminaciones a Rodríguez Larreta.

Pero en diálogo con Infobae, resaltó que no estaba dispuesta a mantener el silencio ante situaciones que ella considerara reñidas con la transparencia y el republicanismo para evitar comprometer la unidad de Juntos por el Cambio. “No me callo más”, dijo la diputada y puso como ejemplo que ya le había manifestado al jefe de gobierno sus cuestionamientos por esa licitación. Al filo de la medianoche, volvió a hacerse oír.

Es que los cuatro diputados de la Coalición Cívica se suman a los 28 del denominado “Frente Antigrúas”. Si en el medio no hay deserciones, en ese bloque que convoca por igual a kirchneristas, libertarios y trotskistas.

Fuente Infobae