El régimen chino falsifica los certificados de defunción por COVID y desata la ira de los familiares de las víctimas: “¿Qué intentan ocultar?”

El régimen chino falsifica los certificados de defunción por COVID y desata la ira de los familiares de las víctimas: “¿Qué intentan ocultar?”

El gigante asiático atraviesa desde hace semanas una grave crisis sanitaria, con hospitales abarrotados y pacientes sin acceso a equipos de salud adecuados. Sin embargo, esa situación no se ve reflejada en el número de muertes y crecen las sospechas de que Beijing trata de encubrir el verdadero motivo de los decesos

Desde hace semanas, China atraviesa un fuerte rebrote de casos de COVID, con hospitales colapsados y crematorios sin dar abasto. Sin embargo, las cifras oficiales de muerte por coronavirus que informa el régimen parecen ser inferiores a las previstas. Una de las posibles razones radica en que las autoridades mienten en los certificados de defunción.

El medio británico Financial Times conversó con familiares de víctimas por COVID en China. La mayoría se queja que el régimen de Beijing les prohíbe conocer con precisión la causa de muerte en los certificados de defunción. “Es absurdo”, afirma Wang, que recientemente perdió a su padre en un hospital de la provincia oriental de Jiangsu.

La semana pasada, la Comisión Nacional Sanitaria de China anunció un total de 59.938 muertes relacionadas con el COVID entre el pasado 8 de diciembre, cuando las autoridades empezaron a relajar las restricciones que mantenían contra la pandemia, y el 12 de enero de este año.

Airfinity, una empresa de análisis del sector sanitario, cree que el número de víctimas mortales es diez veces superior a esa cifra, es decir, 641.000 fallecimientos, estimando unos 104 millones de contagios en el mes hasta el 18 de enero.

Un trabajador médico comprueba el tratamiento por goteo intravenoso de un paciente tumbado en una cama en el servicio de urgencias de un hospital, en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Shanghái, China, 5 de enero de 2023. REUTERS/Personal/ArchivoUn trabajador médico comprueba el tratamiento por goteo intravenoso de un paciente tumbado en una cama en el servicio de urgencias de un hospital, en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Shanghái, China, 5 de enero de 2023. REUTERS/Personal/Archivo

Según un reciente estudio de la Universidad de Beijing, alrededor de 900 millones de personas se han contagiado en China después de que el país desmantelara la política de cero COVID y apostara por un control más laxo de la pandemia.

Frente a esta situación, crecen las sospechas de que China intenta ocultar las muertes por COVID.

En declaraciones a Financial Times, seis personas que perdieron seres queridos en las últimas semanas protestan al corroborar que en los certificados de defunción no aparece el COVID como causa de muerte. En su lugar, se encuentran con “neumonía”, “cardiopatía” u otros motivos.

Profesionales médicos que hablaron con el medio británico denunciaron que los funcionarios locales les prohíben escribir coronavirus en los certificados de defunción.

En China, estos certificados los redacta el hospital o la clínica comunitaria local o el comité de barrio si la muerte se produce en casa. En algunos casos, la policía también puede hacerlo.

Trabajadores médicos atienden a pacientes de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en una unidad de cuidados intensivos (UCI) convertida en sala de conferencias, en un hospital de Cangzhou, provincia de Hebei, China 11 de enero 2023. China Daily via REUTERS/Archivo
Trabajadores médicos atienden a pacientes de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en una unidad de cuidados intensivos (UCI) convertida en sala de conferencias, en un hospital de Cangzhou, provincia de Hebei, China 11 de enero 2023. China Daily via REUTERS/Archivo

En el caso de Wang, el hospital dirigió a su familia a una clínica comunitaria para tramitar la defunción. Allí, los funcionarios escribieron “neumonía vírica (sin especificar)” como causa oficial de la muerte.

Dijeron que no podíamos incluir COVID. Mi madre se sintió un poco frustrada y les preguntó si la neumonía común podía matar a la gente, pero no quisimos discutir con ellos, así que aceptamos escribir neumonía”, explicó, en declaraciones a Financial Times.

Como el caso de Wang, hay muchos otros que se quejan de lo mismo. “Neumonía”, “enfermedad subyacente” y “cardiopatía coronaria” son las causas que más se repiten en los certificados, cuando no hay dudas de que el COVID es el principal motivo de los decesos.

“¿Qué intentan ocultar? ¿Por qué el COVID es un tabú?”, denuncian los usuarios en las redes sociales de China.

Un paciente yace en una cama en el servicio de urgencias de un hospital, en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Shanghái, China, el 17 de enero de 2023. REUTERS/Personal
Un paciente yace en una cama en el servicio de urgencias de un hospital, en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Shanghái, China, el 17 de enero de 2023. REUTERS/Personal

Jiao Yahui, alto funcionario del National Health Commission (NHC), dijo el sábado pasado que se habían demorado en publicar las cifras actualizadas de muertes porque los hospitales tuvieron que revisar los registros de defunción, lo que generó una “cantidad relativamente grande de datos e información” para analizar.

Los médicos que hablaron con el Financial Times también afirman que las autoridades no los dejan escribir COVID en los certificados de defunción. “Los certificados no pueden incluir ‘xinguan’ [COVID-19] estos dos caracteres”, dijo un profesional de urgencias de una pequeña ciudad del sur de la provincia de Guangdong.

“No lo entiendo, pero esto es lo que los responsables nos dijeron que hiciéramos”, declaró otro de un gran hospital de Guangzhou.

“Lo más que podemos hacer es escribir ‘sospecha de COVID’ si tienen una prueba PCR”, agregó una enfermera de Beijing.

Fuente Infobae