El intrigante retiro de los Kirchner en el Sur y el apodo de Ricardo López Murphy

El intrigante retiro de los Kirchner en el Sur y el apodo de Ricardo López Murphy

Desde el último domingo, Cristina Elisabet Fernández de Kirchner está en el Sur. Se la espera de regreso en Buenos Aires para este jueves o viernes. La vicepresidenta viajó a la provincia de Santa Cruz el domingo, luego de hablar horas antes en la ex ESMA, en el plenario de La Cámpora.

Allí participó de la inauguración de una zona franca en Río Gallegos con su cuñada, la gobernadora Alicia Kirchner. Pero luego de eso, se recluyó en reuniones de alto contenido político. Y no estuvo sola: la acompañó en varias de ellas su hijo Máximo Carlos Kirchner.

Cristina Kirchner participó de un plenario de La Cámpora en la ex ESMA.

Cristina Kirchner participó de un plenario de La Cámpora en la ex ESMA.

Además de eso, hubo desfile de funcionarios y dirigentes kirchneristas que debieron migrar hasta el «retiro espiritual» de los Kirchner en Río Gallegos. Quizás los nombres más llamativos de los que viajaron a platicar con Cristina y Máximo fueron el gobernador bonaerense Axel Kicillof y la titular de la ANSES, Fernanda Raverta. También desfilaron por la ventosa ciudad santacruceña varios diputados de paladar K. «Algo va a pasar después de esta cumbre con la Doctora y su hijo», dijo un intendente bonaerense que siguió al minuto el desarrollo del encuentro en la provincia que es cuna del kirchnerismo.

Según reconstruyó Clarín, el tema del Presupuesto que envió Martín Guzmán; la propuesta ya mancada de un acuerdo con la oposición por la deuda y otros temas que postuló Sergio Massa; la marcha de la gestión de Roberto Feletti y Débora Giorgi; el arribo de la «portavoz» presidencial Gabriela Cerruti y la pelea entre el diputado y Sergio Berni fueron algunos de los temas tratados. Pero el más determinante fue acerca de «el día después» de la elección del 14 de noviembre, donde el oficialismo ya presagia otra derrota. «Se siguió hablando de los aportes a mejorar el diagnóstico tras la derrota en las PASO», dijo a este cronista, en modo «polite», uno de los dirigentes más cercanos a la vicepresidenta que estuvo al teléfono con Río Gallegos.

En las charlas se abordó además la definición de cómo serán los cierres de campaña, con eje primordial en el bonaerense donde en las Primarias, hubo cinco oradores (Máximo, Massa, Kicillof, Cristina y Alberto, en ese orden), algo que no volvería a verse en el camino al 14 de noviembre. Con la novedad de esta cumbre K en el Sur varios (y varias) ya están nerviosos, pues muchas de las cosas por venir en el Gobierno -y en la coalición gobernante- se cocinaron en las charlas que comandaron Cristina y Máximo Kirchner. Continuará…

La vicepresidenta Cristina Kirchner inaugurando la Zona Franca de Río Gallegos junto a la gobernadora Alicia Kirchner

La vicepresidenta Cristina Kirchner inaugurando la Zona Franca de Río Gallegos junto a la gobernadora Alicia Kirchner

El libro Gordo de Petete

En la oposición se ha conformado una relación que da que hablar. Y se trata del vínculo de María Eugenia Vidal con Ricardo López Murphy: ambos fueron rivales en la interna porteña de Juntos por el Cambio pero ahora, conforman la misma lista, con la dama en el primer lugar de la tira para diputados nacionales y el economista, en el cuarto puesto. Luego de varias charlas entre ambos, la ex gobernadora le puso un nuevo apodo al ya nominado como «Bulldog»: le dice «El libro gordo de Petete». La referencia es al nivel de conocimiento del licenciado en Economía en La Plata, con una maestría en la Universidad de Chicago y un doctorado honoris causa en la UCEMA. La referencia de Vidal es al libro con mucha información que usaba el pingüino Petete, personaje de historieta creado por Manuel García Ferré de los años ’70 y ’80.  «El libro gordo te enseña, el libro gordo entretiene, y yo te digo contenta, hasta la clase que viene»…

María Eugenia Vidal y Ricardo López Murphy, en una charla con gastronómicos en Recoleta.

María Eugenia Vidal y Ricardo López Murphy, en una charla con gastronómicos en Recoleta.

No lo conozco…

El último domingo, Elisa Carrió concluía su participación en un programa televisivo, cuando el economista y candidato José Luis Espert se acercó a ocupar la silla que ella estaba dejando. El conductor les preguntó a ambos si se conocían, como para presentarlos. Espert con mirada torva y circunspecta aceptó, en tono irónico, «conocer bien a la señora». Por su parte, Carrió explicó que no conocía al recién presentado, lo que hirió la vanidad del candidato bonaerense, quien replicó descreído: «Sí, claro, no me conoce…», suponiendo que la líder de la Coalición Cívica simplemente lo ninguneaba. Pero no era así. «No lo conozco, señor», aclaró Carrió. «Escuché su nombre, pero usted tampoco es tan importante como para que todo el mundo tenga que conocerlo», completó mientras el conductor reía nervioso, junto a Carolina Losada y Luis Petri, invitados del bloque siguiente que observaban el tenso momento. Pero lejos de incomodarse, Carrió salió sonriente y allí mismo, lo invitó a Fernando Sánchez, uno de los candidatos a diputado nacional de la CC en la lista de JxC, a irse a comer un bife de chorizo. Buen provecho…

Fuente Clarin