Del alquiler de una casa hasta una cerveza en la playa, los precios del verano en Florianópolis

Del alquiler de una casa hasta una cerveza en la playa, los precios del verano en Florianópolis

Es el destino favorito de los argentinos en el sur de Brasil.

Con la eliminación de los cupos internacionales, la autorización de más vuelos y las reaperturas en Sudamérica, muchos viajeros argentinos deciden en estos días si volverán a disfrutar de las playas brasileñas este verano, mientras evalúan qué hacer ante la nueva amenaza de la variante Ómicron, el fin de las cuotas para los viajes al exterior y sacan cuentas en dólares y reales.

Por la ubicación geográfica del estado de Santa Catarina, la combinación de naturaleza con infraestructura turística y las frecuencias aéreas, Florianópolis continúa siendo uno de los destinos favoritos.

Eso sí: no hay buenas noticias aún para quienes solían viajar en auto o en bus hasta el sur de Brasil, ya que hasta nuevo aviso continuarán cerradas las fronteras terrestres.La playa de Campeche, en Florianópolis. Foto Embratur

La playa de Campeche, en Florianópolis. Foto Embratur

Si bien en el sector se esperaba una inminente apertura y varias empresas de turismo habían diseñado paquetes en las playas del sur del país vecino, Brasil decidió en las últimas horas que, por razones sanitarias, solo estarán permitidos los cruces por los puentes para los residentes de ciudades espejo, como Puerto Iguazú y Foz de Iguazú y Bernardo de Irigoyen con Dionisio Cerqueira.

El presidente de la Asociación Binacional de Turismo de la Zicosur, Darci Zanotelli, expresó: “Estamos en constante contacto con el Ministerio de Relaciones Exteriores (de Brasil) con la intención de buscar una solución y lograr la habilitación de los pasos fronterizos para los turistas. La información es que no va a ser posible durante diciembre”.

“Estamos trabajando con el gobierno Federal y el Ministerio de Salud para que en enero se pueda abrir la frontera terrestre para el turista, pero no hay nada concreto. La posibilidad de apertura es para la primera semana de enero, pero todo dependerá de la situación epidemiológica en los próximos 30 días”, afirmó, en referencia a la aparición de la variante Ómicron en el escenario mundial de la pandemia.Playa de los Ingleses en Florianópolis, sur de Brasil.
Foto Mario Quinteros

Playa de los Ingleses en Florianópolis, sur de Brasil. Foto Mario Quinteros

Vuelos y expectativas

Con respecto a las compañías que vuelan a Florianópolis, hay frecuencias de Gol y Flybondi desde Buenos Aires, y de Aerolíneas Argentinas desde Buenos Aires y Córdoba.

El presidente de Embratur, Carlos Brito, expresó recientemente: “Estamos experimentando un gran repunte en el sector, con el flujo de frecuencias aéreas y la ocupación hotelera acercándose cada vez más a los niveles prepandémicos en lo que se refiere al turismo interno”.

“Brasil, seguro por naturaleza” es el lema bajo el cual se retomó este año la promoción de los atractivos naturales en playas, selvas y parques naturales. En la misma dirección, el Embratur recomienda a los viajeros que busquen aquellos establecimientos que cumplan con el certificado “Turismo Responsable”, una iniciativa que establece buenas prácticas de bioseguridad para hospedajes, operadores turísticos, restaurantes y bares, entre otros.

Hospedajes y presupuestos

Para quienes decidan veranear en Florianópolis, ¿cuánto deben calcular en hospedaje, comida y gastos en la playa? Antes que nada, para sacar cuentas: un dólar equivale aproximadamente a 5,60 reales.

Si bien siempre los precios son de referencia y hay balnearios más económicos que otros, desde Florianópolis se informó que la ciudad tiene opciones para todos los presupuestos: desde un hostel que cuesta 50 reales diarios o un hotel por 150 o 200 reales, hasta hoteles lujosos a partir de los 800 reales por día.Praia do Santinho, Florianópolis.

Praia do Santinho, Florianópolis.

En tanto, el alquiler de una casa estándar también tiene un rango amplio de precios, que oscilan entre los 120 y 1.000 reales la noche en Airbnb (linktr.ee/floripa_airbnb). Uno de los lugares más exclusivos es Costa do Santinho.

Según se destacó, entre julio y septiembre de este año, el 20% de las reservas globales de Airbnb fueron para estadías de un mes o más. Las “workcations”, una tendencia global que se acrecentó en pandemia, no dejó fuera a Brasil. “En ese país se puede buscar con hasta 12 meses de antelación y comprobar la velocidad wifi de la propiedad, entre otras cosas”, afirmó el CEO de Airbnb, Brian Chesky.

En cuanto a las playas, los paradores suelen ofrecer conjuntos de sillas y sombrillas por 30 o 40 reales diarios. “Florianópolis ofrece hospedaje y un día de playa gastando poco o mucho, con lugares exclusivos”, se explicó en la capital de Santa Catarina.Un clásico: tomar una caipirinha en la playa. 
Foto Mario Quinteros

Un clásico: tomar una caipirinha en la playa. Foto Mario Quinteros

Para calcular en la playa

Al igual que en Argentina, siempre resulta más económico comprar bebida y comida en un supermercado y llevarlas a la playa. Pero quienes quieran comer en un parador tienen que considerar que será difícil que una persona gaste menos de 50 reales por día. Y si el plan es tomar bebidas alcohólicas, la cuenta se acercará más a los 100 reales.

El municipio brindó los siguientes precios como referencia: agua, 5 reales; cerveza en lata, de 5 a 7 reales, gaseosa en lata, 5 a 6 reales; jugo natural, 10 a 13 reales; agua de coco, 8 a 12 reales; caipirinha, 15 a 20 reales; churros, 5 reales; pasteles, 12 a 18 reales; porción mixta de frutos de mar, 140 reales. En cambio, para comer en un restaurante habría que calcular a partir de los 15 dólares. Los platos suelen ser abundantes y se pueden compartir.

En cuanto a excursiones, hay barcos que hacen paseos diarios a la Ilha de Campeche, con precios que varían entre los 80 y los 150 reales.

La aplicación para el transporte público, con horarios y recorridos es: www.floripanoponto.com.br. Y también se usa mucho la app Moovit, similar a Uber.

Fuente Clarin