Coronavirus en Argentina: se anotaron 85.000 mayores de 60 años para vacunarse en la Ciudad pero no alcanzan las dosis

Coronavirus en Argentina: se anotaron 85.000 mayores de 60 años para vacunarse en la Ciudad pero no alcanzan las dosis

El último envío de Nación al distrito fue de 43.800 vacunas Sputnik V, de las cuales unas 20.000 se usarán para completar la inmunización de quienes tienen más de 65 años. Se desconoce cuándo habrá una nueva entrega.

En menos de 24 horas más de 75 mil vecinos y vecinas de la Ciudad, mayores de 60 años se empadronaron para recibir la vacuna contra el coronavirus. Esto sucedió el viernes. Y al cabo del fin de semana el proceso continúo hasta llegar a 85.713. Los primeros en dejar sus datos comenzaron a ser contactados el domingo por la tarde; muchos de ellos tienen sus turnos otorgados y comenzaron a vacunarse este lunes en La Rural y en el Luna Park, y en el resto de los vacunatorios dispuestos por la Ciudad. Y desde el martes, según anunciaron las fuentes oficiales, ampliarán el horario hasta las 19 para acelerar la campaña.

El viernes llegó al país un embarque desde Rusia con 765.545 primeras dosis de vacunas Sputnik. Este fue el vuelo número 13 desde que en diciembre arrancó la campaña de inmunización. De esta cantidad de vacunas arribadas, 43.800 fueron entregadas a la Ciudad, según detallaron desde el Ministerio de Salud porteño (algo más del 5,7%).

Aún con la complejidad que tiene la logística de esta vacuna (requiere ser conservada a temperaturas de entre -18 y -20 grados), la llegada a las jurisdicciones y su posterior distribución se aceleró en los últimos tiempos. Antes a la Ciudad le demandaba un promedio de 7 días este proceso; en esta oportunidad fueron menos de tres días.

Desde el área de salud de la Ciudad informaron que alrededor de 20 mil vacunas de esta partida serán destinadas a completar la inmunización de la población de adultos mayores de +65. El resto se utilizará para a avanzar con estos nuevos empadronados de +60. Según la Dirección General de Estadísticas y Censos, hay 140.000 personas que tienen entre 60 y 64 años en el ámbito porteño.

Si bien falta por determinar cuándo concluirá esta etapa de vacunación entre los mayores de 60 años (Etapa 3, de acuerdo a los grupos establecidos desde el Ministerio de Salud de la Nación), ya que una vez agotado el lote actual se desconoce cuándo arribarán más dosis, la inmunización debería continuar con el personal estratégico (Etapa 4), que incluye a las fuerzas de seguridad y los agentes de tránsito, además de bomberos y trabajadores de las áreas de Emergencia de la Ciudad. Allí también se incorporó a los docentes. Recién después vendría la vacunación de las personas con enfermedades de base que tienen entre 18 y 59 años.

«La Ciudad va a continuar las etapas determinadas por Nación. En el único momento en que se cambió este orden fue cuando ingresaron las vacunas de Sinopharm y ANMAT aún no las había aprobado para mayores de 60 años», indican desde el gobierno porteño. Esto sucedió en los primeros días de marzo. En ese momento la Ciudad aplicó las vacunas a los docentes y se llegó a inocular a 17.859 de escuelas públicas y privadas (se encuentran empadronados 45.839 personas). El 21 de marzo, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica finalmente aprobó su uso en adultos mayores.

Hasta este lunes, la Ciudad había recibido 864 .700 vacunas: ya fueron aplicadas 631.862 primeras dosis y 146.213 segundas dosis. Casi la totalidad de estas segundas se utilizaron entre el personal de salud, tanto entre los profesionales que trabajan en hospitales y clínicas, como entre los de actividades independientes.

Finalmente, en porcentajes de vacunados, la jefatura de gabinete informó que el 99% de los mayores de 80 años se encuentra vacunado; igual porcentaje que los +70; mientras que también se llegó al 75% de los mayores de 65.

Situación epidemiológica
​En estos momentos la Ciudad atraviesa una situación epidemiológica con un «descenso incipiente» de contagios por coronavirus, según evalúan desde el área de Salud. El domingo hubo 1.619 casos positivos. Si bien no siempre es un parámetro confiable -debido a que baja la cantidad de testeos durante el fin de semana- el viernes hubo 2.537 positivos, casi 800 casos menos que en el pico de contagios de esta segunda ola; fue el 22 de abril, con 3.339 casos. «Según la media móvil de los casos confirmados de los últimos siete días confirman que estamos a la baja», explicaron.

Claro que esta situación de descenso en los contagios aún no impactó de lleno en la ocupación de camas de unidades de terapia intensiva. Hasta el jueves la Ciudad contaba con 450 camas UTI para pacientes graves, el 86,2% se encontraba ocupada (en algunos hospitales, como el Durand o el Fernández, al 100%). El viernes se sumaron otras 50 camas, a estos dos hospitales y a otros, como el Rocca. Hasta el domingo, 415 se encontraban ocupadas. Dos semanas atrás eran 294 (18 de abril); siete días antes (11 de abril), la ocupación alcanzaba a 228 camas de pacientes graves.

Según los especialistas, es de esperar que si se confirma el descenso en los contagios, esa tendencia impacte luego en una baja de ocupación de camas y de mortalidad. El lunes se reportaron 540 muertos en todo el país.

Fuente Clarin