Asesinaron a balazos a un joven en Rosario y otro resultó herido

Asesinaron a balazos a un joven en Rosario y otro resultó herido

Las víctimas se encontraban en una vereda, cuando fueron sorprendidos por los agresores. Por el momento, no hay ningún detenido por el crimen

Un joven de 21 años fue asesinado en un tiroteo cuando se encontraba con un amigo en una vereda del barrio Empalme Graneros, de Rosario. A pesar de que la víctima fue asistida por los servicios de emergencia, no pudo sobrevivir al daño que le causaron los impactos de bala. El hombre que lo acompañaba también resultó herido y quedó internado en un hospital de la zona.

La balacera sucedió el viernes 8 de diciembre, cerca de las 20:30 horas, en el cruce entre las calles Campbell y la Avenida Sorrento. En ese momento, la víctima, que fue identificada como Carlos González, se encontraba junto a un amigo, Cristián P. (34), cuando, desde una moto que pasaba por el lugar, abrieron fuego contra ellos.

Como producto del tiroteo fugaz, los dos hombres resultaron heridos y tuvieron que ser trasladados de urgencia por particulares al Hospital Alberdi, debido a que es el más cercano al lugar de los hechos. En paralelo, los vecinos del barrio se comunicaron con la línea de emergencias 911 para informar sobre lo ocurrido, pero el móvil policial arribó momentos más tarde de que los heridos fueran llevados al centro médico.

De acuerdo con la información publicada por Télam, las víctimas fueron derivadas a otros nosocomios luego de que recibieran asistencia primaria en la mencionada institución. De esta manera, González fue llevado al Hospital Eva Perón, ubicado en Granadero Baigorria, mientras que Cristián P. fue hospitalizado en el Hospital de Emergencias de Rosario.

La zona en la que se encontraban las víctimas cuando fueron atacadas (Captura de Google)La zona en la que se encontraban las víctimas cuando fueron atacadas (Captura de Google)

Horas más tarde de que el joven fuera ingresado al centro médico, cerca de las 3 de la madrugada se confirmó la muerte producto de las heridas que sufrió a la altura del tórax y el abdomen. A raíz del fallecimiento, la investigación fue asignada al fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Luis Schiappa Pietra.

Por el momento, las autoridades no determinaron si a bordo de la motocicleta señalada se trasladaba una o dos personas, por lo que el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) ordenó que se releven las cámaras de seguridad de la zona, se tomen los testimonios de los vecinos presentes en el hecho y se analice la escena del crimen, con el objetivo de encontrar elementos o indicios claves.

Como consecuencia de la falta de datos, la Fiscalía no estableció la caratula de la causa. No obstante, descartarían que el crimen hubiera sido cometido en un intento de robo, ya que el ataque fue realizado sin que mediaran palabra o discutieran con las víctimas del caso.

En paralelo, el fiscal Schiappa Pietra también está al mando de la investigación por la muerte de un joven motociclista que falleció en la madrugada del viernes 8, mientras intentaba escapar de unos ladrones que querían arrebatarle la moto en la que circulaba por la zona sur de Rosario.

La víctima fue identificada como Elías Leonardo Vázquez, de 29 años, quien fue interceptado por dos delincuentes que terminaron por robarle su vehículo Yamaha FZ negra luego de que se estrellera contra un poste de luz. Los testimonios que ofrecieron los compañeros de trabajo del joven y los vecinos de la zona precisaron que había salido de una fábrica ubicada en la colectora de la Circunvalación entre Batlle, Ordoñez y Pueyrredón cuando fue interceptado a metros del lugar.

“El muchacho trabajaba en Silcar. Fue a sacar plata al cajero y después se iba para su barrio. A una cuadra, a la medianoche, lo toparon dos ladrones y él se pegó la vuelta”, relató uno de los testigos en un diálogo con Radio 2, en donde señaló que no llevaba el casco puesto y que la cabeza de Vázquez se estrelló directamente contra la columna del alambrado.

Asimismo, el hombre contó que estaba junto a su hija que regresaba de trabajar y que habían creído que los dos jóvenes eran amigos de la víctima. “Les dice a los dos (delincuentes) que lo ayuden porque pensaba que eran amigos. Ellos le gritaban: ‘Dale, levántate’, y le sacaron la moto. La llevaron a la calle y la patearon hasta que arrancó”, relató, pese a que no supo indicar en qué dirección se dieron a la fuga.

Fuente Infobae