Producciones Alternativas
Volver al Indice

Peces de río y de mar

Anchoa
Pez de tamaño promedio entre 50 y 70 m/m, aunque les hay mayores. Tiene color verde azulado en el horno y blanco brillante en el vientre. La carne es algo grasosa y muy apreciada. Abundante en el Atlántico Sur.

Anguila
Se encuentra en aguas vivas o cenagosas; las anguilas más apreciadas son de las primeras, que se reconocen por tener el lomo de un color marrón tirando a verde. Su carne es bastante grasosa y difícil de digerir. Es ideal para cocinar a la parrilla sin ningún tipo de condimento o con limón; de esta manera, buena parte de la grasa de la carne se pierde durante la cocción. Las anguilas pescadas en aguas cenagosas, se reconocen por el lomo negro y el vientre amarillento.

Arenque
Pez de forma delgada y esbelta, con piel muy fina y escamas fáciles de arrancar. El color del lomo es de un azul subido y el del vientre plateado. Se consume en Argentina, seco (remojada) o ahumado.

Atún
Pez de gran tamaño con forma de torpedo, de cuerpo macizo en comparación con la cabeza que es más bien pequeña. El color del lomo es de un gris acero y posee escamar que se arrancan fácilmente. Su carne es muy sabrosa y bastante grasa. Dadas sus dimensiones, se vende cortado en trozos o en rodajas que son óptimas para cocinar a la parrilla. Es muy común consumirlo conservado en aceite.

Bacalao
Pez marino de cuerpo alargado y fusiforme, algo arqueado; en los costados tiene una mancha longitudinal blanca. Tiene 80 cm de largo promedio. El que se expende fresco es de mar Argentino y el seco generalmente viene de Noruega.

Besugo
Se lo llama también pargo colorado, por el color de su lomo. Mide generalmente de 25 a 40 cm de largo. Su carne es blanca y exquisita, nada grasosa y se presta para todas las preparaciones.

Brótola
Especie marina de 40 a 60 cm de largo, de forma afilada y con el dorso y los costados de color rojizo. Su carne blanca es sumamente dencada y de fácil digestión; se presta para las preparaciones más finas y diversas.

Caballa
Pez de carne oscura, sabrosa y algo grasosa. Tiene un cuerpo de forma alargada, con el lomo de color azul acero esfumándose hacia el vientre que es blanco. La caballa debe consumirse muy fresca. Se vende también conservada al aceite y constituye una óptima entrada. El mejor período para comerla es durante el verano y el comienzo de la primavera, época en la que su carne no es tan grasosa y, por lo tanto, es menos indigesta.

Corvina
Pez marino de tres especies: blanca, roncarra y negra o criolla. Su carne es blanca rosácea, compacta y de excelente sabor. La corvina negra alcanza hasta 30 kg. las otras llegan de 6 a 8 kg.

Dorado
Pez de río, que llega a un peso de hasta 20 kg. De un bello color limón - sulfúreo, tirando a anaranjado. Su dorso, verde-limón y la parte inferior del cuerpo y los flancos, de color oro viejo. Su vientre es blanco con reflejos plateados. La carne del dorado es muy agradable, en la parrilla, al horno, y hervida. Se prefieren los ejemplares grandes para quitarle más fácilmente las espinas.

Lenguado
Es uno de los peces más apreciados y refinados. Inconfundible por su cuerpo oval, chato y bicolor (de un lado es rosáceo y del otro, gris amarronado). Su carne es muy delicada, se presta para prepararla en diferentes formas: a la parrilla, en filetes, fritas. Antes de cocinar el lenguado es necesario eliminarle la piel marrón del lomo y raspar la del vientre.

Pacú
Especie fluvial que alcanza hasta 80 cm de largo. Después del dorado es uno de los pescados más apreciados por su sabor. Tiene mucha carne y pocas espinas. Se prepara de muchas maneras.

Pejerrey
Pez de mar, río o laguna, de tamaño variable según sé procedencia. Los ejemplares comunes miden de 20 a 30 cm, otros alcanzan a los 40 cm de largo. Tienen el dorso azulado con una franja angosta de color oscuro, en el lomo, que se destaca sobre el brillo metálico característico de este pez. Los más grandes popularmente reciben el nombre de "Matungos" o Gran Paraná. Este pescado es uno de los más exquisitos, por lo que es muy apreciado para los platos de alta cocina.

Pescadilla
Pez de forma alargada. Su piel es de color gris oscuro, su vientre es plateado y las aletas y la cola, amarillentas. Posee una carne sabrosa, delicada, blanca, ligeramente rosada y estirada. Su peso es de 1 a 1 ½ kg. y mide de 45 a 60 cm de largo. Se prepara de muchas maneras.

Pez espada
Es un pez de grandes dimensiones, puede llegar a los cuatro metros de largo y superar un peso de tres quintales. El color del lomo es de un azul oscuro y sus costados plateados. Se caracteriza por una prolongación acentuada del maxilar superior (la "espada"). Su carne es blanca, delicada y compacta: se vende en trozos.

Raya
Pez poco costoso y de calidad inferior, aunque de carne buena y compacta. Su cuerpo es muy grande, achatado y termina en una cola más larga que el cuerpo y muy delgada. El color del lomo tiende a ser de un tono rojo amarronado y la parte inferior es completamente blanca. A diferencia de otros peces que se consumen muy frescos, la raya requiere un par de días de asentamiento para que su carne resulte menos coriácea. Las rayas de mayor calidad se distinguen por tener una especie de piedrecitas blancas redondeadas sobre la piel, en el centro de las cuales hay una especie de espina clavada.

Salmón de mar
Existen dos tipos: de arena y de rocas. Este último, sin duda el mejor, se distingue por su color rojo vivo con estrías doradas. Su carne es compacta y sabrosa. Se puede preparar de variadísimas formas: a la parrilla, en papel aluminio y a la mayonesa, etc.

Salmón de río
Pez sumamente apreciado. Su carne es exquisita y de un bello color rosado que se acentúa con la cocción; es algo grasoso, por lo tanto no demasiado digerible. Dado que se trata de un pez de gran tamaño, generalmente se vende cortado en rodajas, que resultan riquísimas ya sea cocinadas a la parrilla, o hervidas y acompañadas de alguna salsa.

Sardina
Pez que se encuentra entre los más económicos, por la gran cantidad que puede pescarse. Tiene carne oscura, bastante grasosa, pero muy sabrosa. Son riquísimas a la parrilla o fritas. Las más pequeñas, y de inferior calidad, a menudo se venden conservadas y constituyen una entrada ideal.

Trucha
Existen distintas variedades de este pez: trucha de lago, de río y salmonada. Esta última, tiene la carne de un suave color rosado, como la del salmón, sabrosa y delicada, pero no tan indigesta. Puede ser preparada como el salmón. Su piel es blancuzca con manchas negras, a excepción del vientre. Las truchas de lago o de río, poseen una carne más fina y delicada de un color blanco rosáceo. Su piel es verde amarillenta con manchas y pequeñísimas escamas. Estas variedades sin ideales para preparar a la manteca.